Un ataque de epilepsia

Un ataque de epilepsia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Este artículo no sirve de guía para personas ajenas a la profesión de Enfermería Práctica. Por favor no lo intente si no cuenta con la preparación presencial de un programa Certificado.

Imagina que vas caminando por un pasillo del centro comercial y el joven o la joven que camina al frente se desploma en el piso y empieza a convulsar, tiene una pérdida brusca de su conocimiento, su cuerpo comienza a hacer movimientos involuntarios y ponerse rígido. Eso es un ataque epiléptico.

Ataque-epileptico-maneja
 

¿Cuáles son las consideraciones claves a la hora de ayudarlo? 

Si el paciente cae al piso por convulsiones epilépticas, es importante verificar que no tenga cosas u objetos a su alrededor que puedan provocarle un golpe. Es importante observar que el paciente no se haya dado con nada, si estamos en un lugar público se debe buscar una camisa o toalla para proteger la cabeza, y que no esté apretada. Es muy importante no introducirle objetos en la boca.

Lo ponemos en una posición de medio lado, orientado hacia su izquierda, en posición de costado o descanso para que el paciente no se ahogue con sus secreciones. Le dan el tiempo y espacio al paciente para que termine sus convulsiones porque se puede afectar si se interrumpe, se trabaja con el mismo movimiento corporal, no se restringe al paciente.

Se acomoda nuevamente de lado; se verifican sus signos vitales, respiraciones y su pulso. Si llega a convulsar nuevamente, se observa el tiempo de duración de las convulsiones. Al terminar su episodio epiléptico se mide su nivel de conciencia. Si el paciente puede contestar su nombre, donde está, y con quién habla. Está estable y no se hace esfuerzo para levantarlo, buscan una camilla, si vuelve a convulsar se protege el rostro, la cabeza y sus extremidades, en posición de costado o descanso para que no se ahogue con sus propias convulsiones.

Ataque-epileptico-manejo-tres
 

Una escena como esta es más común de lo que pensamos. Como Enfermeros Prácticos debemos tener claro el conocimiento para manejar una situación de crisis, estar claros nos ayuda a mantener la calma y a que el paciente pase su ataque de la manera más segura.

En Antilles preparan a los estudiantes para situaciones como esta y otras crisis. Presiona aquí para más información.